No module Published on Offcanvas position
C. Tomás Redondo, 1, 28033 Madrid ugt@iberdrola.es

UGT reclama una mesa de Diálogo Social específica en materia de discapacidad

WhastAPP

El sindicato presenta una guía para la Inclusión Laboral de las Personas con Discapacidad en las empresas

La secretaria de Políticas Sociales y Vivienda de UGT, Ana Isabel Gracia, ha presentado hoy en rueda de prensa junto a la responsable de Derechos de Sociales del sindicato, Gemma Ramón, la ‘Guía de Inclusión Laboral de las Personas con Discapacidad en las empresas’ con el objetivo de erradicar una discriminación persistente y alcanzar una inclusión laboral que sigue lejos. 

Ana Isabel Gracia ha subrayado que “la inclusión laboral es un elemento clave para el desarrollo personal y la participación social y un objetivo que no es solo sindical sino de justicia social, esencial para avanzar hacia una sociedad cada vez más igualitaria y más inclusiva, pero la realidad muestra un entorno en el que las personas con discapacidad continúan teniendo dificultades para acceder y permanecer en el mercado laboral”.

“Los datos de empleo que en 2022 situaban la tasa de empleo de las personas con discapacidad en el 27,8% y la tasa de paro en el 21,4% a lo que se une una alarmante tasa de inactividad del 64,7%, unos porcentajes que difieren mucho de las cifras de las personas sin discapacidad establecidas en el 68%, el 12% y el 22%” ha señalado.

“En cuanto a los datos de contratación, indican que en 2022 se formalizaron 314.948 contratos para personas con discapacidad lo que supone tan solo en 1,72% del total de los contratos registrados. Además, a pesar de la reforma laboral, tan sólo uno de cada tres contratos de las personas con discapacidad sean indefinidos, una precariedad incide tanto en los salarios como en las cotizaciones e implica una repercusión negativa en el cálculo de prestaciones sociales como las pensiones” ha añadido.

Ana Isabel Gracia ha explicado que “desde UGT promovemos la igualdad integral de las personas con discapacidad y nuestra acción sindical en los centros de trabajo va orientada a eliminar las dificultades que puedan surgir a la hora de acceder al empleo y en el desarrollo de la actividad laboral, en las mismas condiciones que el resto de trabajadoras y trabajadores, y con este objetivo, hemos elaborado esta guía en la que se definen medidas de buenas prácticas a tener en cuenta en la negociación colectiva”.

“El empleo de las personas con discapacidad es una de las prioridades del V Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2023 -2025 en el que se incluyen medidas específicas para actuar sobre los obstáculos que impiden su inclusión laboral, promoviendo el empleo ordinario y el acceso a la contratación; junto con el cumplimiento de la normativa en la contratación, una intensificación en la actuación de la inspección de trabajo, y debiendo prestar especial atención a la discapacidad sobrevenida” ha recordado.

Es necesaria mayor participación sindical en las políticas de discapacidad

“Sin embargo”, ha subrayado, “a pesar de las políticas de empleo y todos los mecanismos regulados, como bonificaciones y deducciones a la contratación, la cuota de reserva, o el empleo protegido, gestionado a través de los centros especiales de empleo y en enclaves laborales, la inclusión laboral de las personas con discapacidad, del 6,31% de la población en edad de trabajar, sigue sin lograrse”.

“Por ello, se deben evaluar estas medidas, y en su caso rediseñar, a través de la constitución de una mesa de diálogo social específica en materia de discapacidad, donde se preste una especial atención a los programas de empleo específicos para las mujeres con discapacidad, que son víctimas de una doble discriminación, por ser mujer y por tener una discapacidad, orientados a erradicar las desigualdades y discriminaciones en el empleo; y el impulso de entornos laborales seguros, accesibles y saludables”.

En este sentido, la responsable de Derechos de Sociales del sindicato, Gemma Ramón, ha apuntado que es necesaria una mayor participación de los sindicatos en la confección de las políticas de discapacidad porque se da la paradoja de que “no se cuenta con las organizaciones sindicales para elaborar unas normas que luego debemos aplicar en los centros de trabajo”.

“La discapacidad nunca debe ser un motivo de discriminación para las personas, ni un impedimento en la contratación y la permanencia en el empleo” ha finalizado.


>'Guía de Inclusión Laboral de las Personas con Discapacidad en las Empresas' elaborada por UGT