Las personas trabajadoras se están empobreciendo mes a mes

ipc enero ok

El avance de los datos de IPC adelantado del mes de junio muestran un nuevo repunte de los precios y hace imprescindible el aumento de los salarios y el control de los precios de los productos de primera necesidad

Los datos del avance de IPC correspondientes al mes de junio muestran un nuevo récord de la tasa anual, esta vez del 10,2%. De confirmarse con los datos definitivos, sería la primera vez que se alcanzan los dobles dígitos desde abril de 1985. El nivel general de los precios sigue aumentando y registrando niveles históricamente elevados y ya se ha trasladado a la inflación subyacente (5,5%), que no tiene en cuenta los alimentos no elaborados ni los productos energéticos, lo que resulta preocupante.

Sin embargo, los salarios siguen sin crecer. Concretamente, los aumentos se sitúan en el 2,4% hasta mayo de 2022. Esto genera una importante merma en el poder de compra de los trabajadores y trabajadoras.

Para UGT, es imprescindible que los salarios aumenten y se protejan ante la incertidumbre de la evolución de la inflación. Para ello, es necesario que la negociación colectiva extienda el uso de las cláusulas de revisión salarial, que permiten aumentar el salario de los trabajadores y trabajadoras si la inflación es superior a las previsiones existentes cuando se pactó. 

Además, el sindicato considera fundamental introducir mecanismos de control público ante las subidas de precios en los bienes y servicios básicos, como se ha hecho con la limitación al precio de la bombona de butano. 

En este sentido, UGT valora la orientación de las medidas incorporadas en el último paquete de urgencia, pero considera que algunas de ellas serán poco eficaces y se debería haber ido más allá. La situación exige una intervención más directa y rápida en las actividades que están generando las tensiones inflacionistas, y una extensión de las medidas protectoras de las rentas de las clases medias y de las personas más desfavorecidas. Sólo frenando la espiral de aumentos que se está dando en algunas empresas y sectores para elevar sus márgenes de beneficio se logrará reducir el nivel general de precios.

Datos de interés

El IPC ha registrado una tasa anual del 10,2%, un punto y medio superior a la del mes de mayo. De reafirmarse este aumento con el dato definitivo, que se conocerá a mediados de mes, se trataría de la variación anual más alta desde abril de 1985. Por su parte, la inflación subyacente, que descuenta el efecto de los productos energéticos y de los alimentos no elaborados, se sitúa en el 5,5%, máximo histórico desde agosto de 1993. 

Las principales causas que señala el INE son el nivel de precios superior de los productos energéticos, y concretamente los carburantes, que han aumentado más este junio que en junio del pasado año, y los alimentos y bebidas no alcohólicas, que están elevando sus precios mientras que en el mismo período del año anterior se mantuvieron estables.