“Emplazo a CEOE a que nos día y hora para reanudar las negociaciones de un acuerdo salarial general”

foto paro agosto 2018 ugt

Pepe Álvarez ha reclamado a CEOE reanudar cuanto antes la negociación del AENC para evitar una espiral de conflictos, y ha puesto de manifiesto la necesidad de fortalecer los salarios y la Negociación Colectiva como elemento imprescindible para la recuperación de la economía

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha ofrecido hoy un encuentro informativo de inicio de curso para analizar la situación económica, política y social y abordar los retos que habrá que afrontar en los próximos meses, el principal, “una inflación disparada y absolutamente fuera de control (que alcanzó el 10,8% en julio) provocada por la crisis global de suministros, la guerra en Ucrania y las tensiones en las materias primas”.

Pepe Álvarez ha manifestado que “el precio de la electricidad, el gas y otros combustibles aumentaron en la eurozona un 46,5% en julio con respecto al año anterior, pero el alza de precios se ha extendido a otros muchos productos básicos porque las empresas han trasladado estos aumentos al precio final de los productos manteniendo, e incluso incrementando, sus márgenes de beneficio”.

“A pesar de que el Gobierno ha tomado medidas para atajar esta situación, la capacidad adquisitiva de las personas trabajadoras sigue bajando mientras que las empresas energéticas españolas han ganado un 155% más durante el primer trimestre del año o la banca, que, con beneficios acumulados de 3.789 millones, un 36% más que el año pasado” ha explicado.

“Por ello es la hora de subir unos salarios, -especialmente el SMI-, que están creciendo en torno al 2,6%, -muy por debajo de la inflación media-”, ha señalado, “éste es un objetivo fundamental para el sindicato y, sin embargo, y a pesar de que hemos mantenido una postura muy flexible en la negociación del AENC, la patronal ha optado por abandonar la mesa, una resistencia a actualizar los salarios que nos va a llevar a convocar movilizaciones en otoño”.

Álvarez ha subrayado, además que, “es necesario profundizar en la implementación de los fondos europeos y que, a pesar de que la reforma laboral ha dado sus frutos, reduciendo la temporalidad y convirtiendo el contrato indefinido en el predominante, es necesario tomar medidas como el aumento de los recursos de la Inspección de Trabajo para obligar a las empresas a cumplir con la legislación laboral y centrarnos en buscar soluciones al problema del paro estructural”.

Es fundamental crear un fondo de rescate a las familias frente a la subida de los tipos de interés

Pepe Álvarez ha destacado que “es fundamental crear un fondo de rescate para las familias frente a la subida de los tipos de interés y evitar un nuevo auge de la pobreza y la exclusión social, empezar a debatir sobre un nuevo Estatuto de los Trabajadores con cambios importantes, por ejemplo, en materia de despido, o actualizar una legislación en materia de salud laboral que, actualmente, tiene muchas carencias”.

El Secretario General de UGT ha manifestado también que “los nuevos PGE deben seguir siendo expansivos y mantener su carácter social, basándose en el aumento de medidas de protección social o la mejora de los servicios públicos y que, el aumento del gasto en defensa, necesario tras la nueva situación europea, salga de un pacto social y de nuevos impuestos sin interferir en servicios esenciales como la sanidad o la educación, y que ayude a potenciar la industria en España”.

“Asimismo, es esencial acometer de una vez por todas una reforma del sistema fiscal porque nuestro país recauda poco, de manera poco justa y no es posible mejorar sin recursos financieros adecuados. Una reforma fiscal es clave para la reconstrucción, y España tiene margen para aumentar ingresos por impuestos y cotizaciones o a través de la lucha contra el fraude fiscal”.

“En definitiva”, ha finalizado, “es primordial transitar a un modelo que fortalezca los salarios y la Negociación Colectiva, así como mantener la senda iniciada con la reforma laboral y afrontar cuestiones como la reindustrialización, la digitalización, la transición ecológica, la igualdad de género y LGTBI o la España vaciada. Hacer políticas para las personas, avanzar en derechos, y no dejar a nadie atrás”.