¿POR QUÉ TANTO INTERÉS?


UN ACUERDO ENTRE LAS ORGANIZACIONES FIRMANTES Y ELA HACE LAS DELICIAS DE RRHH EN SU INTENTO POR IMPLANTAR UN SISTEMA DE VOTACIÓN TELEMÁTICO QUE LA LEY NO RECONOCE

El martes de la semana pasada se celebró una reunión para la coordinación de las elecciones sindicales.

Históricamente en Iberdrola ha existido un acuerdo de elecciones que no supone únicamente votar el mismo día en todas las empresas, implica también cuestiones de mucha importancia que mediante una serie de pactos PorqueInteres1asociados (compromiso de no realizar elecciones parciales, mantener representatividad durante todo el ciclo electoral, etc.) ha funcionado y tenido validez durante todos estos años, al ser tomados por la práctica unanimidad de la representación social (más del 99%).

Como ya es sabido, respecto a pasados procesos electorales, en esta ocasión existe una novedad relevante que no es otra que el deseo de RRHH de implantar un sistema de votación telemático.

En febrero, propusieron un sistema de votación 100% telemático. Lo hicieron sin duda con una intención estratégica, para posteriormente como han hecho ahora, plantear un modelo telemático “suavizado” complementario o mixto buscando que se interprete como una “cesión” que facilite la inclusión de la votación telemática, el cual era su objetivo desde el principio.

Ya hemos explicado que el voto telemático no existe en la legislación electoral y su implantación es más que controvertido, pero además en Iberdrola, cuestiones a nivel interno y externo lo hace a nuestro juicio especialmente inasumible. Desde UGT ya hemos explicado y hecho público nuestros motivos en nuestro correo “TELEVOTO” del pasado 5 de mayo.

En esta reunión UGT ha mantenido su postura: no vamos a participar en ningún tipo de acuerdo de elecciones si se incluye el voto telemático por no estar recogido en la Ley.

Otro sindicato se expresó en sentido radicalmente opuesto: no aceptan ningún acuerdo de elecciones si no se implementa el voto telemático. 

Parecen legítimas opiniones enfrentadas, pero hay una diferencia trascendente; para el acuerdo ellos ponen una condición “sine qua non” que la ley no reconoce.

Así las cosas, las organizaciones firmantes con el apoyo de ELA, entienden que el 54% de representación que suman, les permite continuar con su pretensión de voto telemático y por tanto, les hemos dejado trabajando en su acuerdo no sin antes emplazarles a que, como siempre, contaran con nosotros para valorar cualquier propuesta que se ajuste a la Ley y/o se tome por unanimidad.

No compartimos que haya algún sindicato que intente convencernos de que debido a las “garantías de seguridad y privacidad” que ofrece este sistema de voto, ha costado esfuerzos titánicos el mantener el voto en urna y por correo. Tergiversan la realidad para decir que defienden el sistema tradicional cuando es al revés, lo que amparan es la votación telemática.

No compartimos que haya algún sindicato que intente convencernos de que debido a las “garantías de seguridad y privacidad” que ofrece este sistema de voto, ha costado esfuerzos titánicos el mantener el voto en urna y por correo. Tergiversan la realidad para decir que defienden el sistema tradicional cuando es al revés, lo que amparan es la votación telemática.

El voto por correo y en urna YA LO TENEMOS POR LEY, no hace falta que lo defienda NADIE. Si se ha cuestionado, ha sido porque algunos han hecho suyo el deseo de RRHH y se lo han trasladado a sus afiliados/as. ¿Cuántos habían mostrado inquietud por la forma de votación tradicional que ha requerido tan “intenso debate”? Nos atrevemos a decirlo nosotros: nadie.

Unos y otros, de forma previsible, se afanan en decir que el motivo para cumplir la pretensión de RRHH es aumentar la participación. A estas alturas pocos dudan de que si RRHH pensara que ese supuesto aumento de participación le perjudica, no pagaría a un tercero para implantar un sistema complementario que le incrementa el coste de las elecciones.

El motivo real de RRHH para implantar el voto telemático lo intuye una buena parte de la Plantilla, y no es aumentar la participación general, es propiciar el voto de determinados colectivos sobre los que RRHH sabe que ejerce una fuerte influencia, intimidación y/o control. Nada más y nada menos.

PorqueInteres2No nos atrevemos a aventurar cuales son los motivos por los que las organizaciones firmantes y ELA aceptan la externalización del proceso de elecciones sindicales, el cual pertenece a los trabajadores/as y se desarrolla a través de las organizaciones sindicales y las mesas electorales sin ningún tipo de injerencias, poniéndolo en manos de un tercero a sueldo de RRHH, pero tenemos claro que no es por la participación, que en Iberdrola históricamente es de más de un 80%. Estamos seguros de que tod@s los trabajadores/as que han querido votar lo han hecho.

Y todo esto, sin entrar en debates sobre la fiabilidad y privacidad del sistema que algunos dicen “garantizar”, pero continuamente estamos viendo problemas con la ciberseguridad incluso en cuestiones de seguridad nacional, con sistemas infinitamente más protegidos.

Por tanto, UGT no llegará a ningún acuerdo de promoción de elecciones ni de pactos asociados al mismo mientras se mantenga la pretensión del voto telemático.

Por supuesto, los acuerdos de carácter voluntarista como los hasta ahora acuerdos electorales y el voto telemático, no vinculan a los que no los suscriben, por lo que exigiremos el cumplimiento de la Ley en cada momento, en base a las normas de negociación colectiva estatutaria, representatividad y elecciones sindicales.

Queremos dejar claro, por si acaso alguien pudiera poner en duda nuestro compromiso con la cita electoral, que las elecciones se celebraran en todo caso en base a la ley y, por tanto, la representación de la Plantilla estará garantizada.

Telegram2